Myanmar parte1 trayecto y Yangon

re-capacitar. Tod@s podemos viajar libres

EL TRAYECTO DE IDA

Tras terminar con los preparativos. Esta vez mi planteamiento ha sido muy conservador, tiene poco de aventura. He contratado seguros tanto para la posible cancelación del billete por incidentes y/o causas personales (en este caso la enfermedad de mi padre me ha tenido en un ay hasta el último momento). A su vez voy a recorrer zonas del país seguras y «civilizadas», lo que en la práctica se convierte en recorrer las principales zonas turísticas del país. He aceptado (cosa que no suelo hacer) que esta vez viajo con un estado de salud «mejorable» y que la posibilidad de un incidente en público es igual a un ingreso en un hospital. Por supuesto no tengo la mas mínima intención de pisar la sanidad pública del país, que será considerablemente peor que la de Chile, que tengo el «no gusto» de conocer.

Como siempre mi planificación marca unos puntos de paso en unas fechas determinadas. Billete de ida, vuelta y un vuelo interno de Mandalay a Yangon, son los lugares son los puntos de paso obligados. El resto, aunque tengo un plan inicial, es mucho mas flexible.

El trayecto en avión fue de lo mas ameno. En la facturación me dieron las tarjetas de embarque de Madrid a Frankfurt (Lufthansa) y de Frankfurt a Pekín (Air China). La de Pekin a Yangon no me la dan, pues por política Air China te entrega las tarjetas de embarque de una en una, teniendo que volver a un mostrador de facturación (o de la compañía) en cada transbordo.

De Madrid a la ciudad alemana de las salchichas todo bien. Vuelo y unas tres horas de espera antes de coger el siguiente avión. En cambio el trayecto intercontinental de Frankfurt a Pekín es bastante mas ameno. Para empezar el espacio para cada persona en el avión es el mas reducido que he visto para un vuelo de este tipo. Continúa con que las azafatas y azafatos, a pesar de conocer bien el idioma, no me entienden un carajo cuando hablo en Inglés. Cosas de las diferencias entre acentos y especialmente a la sonoridad del chino que contrasta con el sonido totalmente plano y carente de modulación de mi voz. ¿A que se nota que no me acompleja en absoluto?. Es de las pocas cosas en las que se puede llegar a decir que me lamento, pero en mi día a día estoy hasta los cojones (perdonar la vehemente expresión) de mi disfonía.

Continúa con que se vinieron arriba con el aire acondicionado. Para dormir, rato en el que te quedas mas frío, nos dieron una manta por persona que tenía un ancho «racionado». Deben ser apólogos de la hipotermia los de esta aerolínea. Es difícilmente comprensible la temperatura interior, cuando vamos de un país con clima seco a mas de 30 grados (temperatura inusual en el país de los teutones) a otro de clima húmedo con la misma temperatura.

Bueno, a eso de 4 o 5 horas para la llegada, nos entregan una hoja de entrada al país a cada pasajero y nos piden que la rellenemos, cosa que es perfectamente normal. Esto no me incumbe, pues yo lo único que quiero de China es la tarjeta de embarque a Myanmar. Esto se lo hago saber al personal de cabina, pero me insisten en que la rellene, número de visado incluido.

Pues hombre, conociendo a las autoridades chinas, como de en serio se toman de en serio esto de los papeles y formalismos, no teniendo, ni necesitando ningún tipo de visado, me acerco a la zona del personal de cabina a que se aclaren de lo que tengo que hacer con el papelito. Francamente estresado, pero con temple, les explico que estoy en tránsito, que formalmente, al no salir del área internacional, no  voy a entrar en el país y que lo único que necesitaré es que me entreguen la segunda tarjeta de embarque.

esperando en el aeropuerto de pekin
esperando en el aeropuerto de pekin

Parece ser que no conocen las normas de la compañía en la que trabajan, francamente esto me inquieta mucho. Llegar a China sin visado, y que me lo vayan a pedir. Me despierto tendido en el suelo, con los pasajeros y el personal muy alterado a mi lado. Venga ya éramos pocos y parió la burra, he tenido una crisis convulsiva. A mi lado hay un pasajero un médico teuton,al que le explico mis circustancias y certifica que es correcto, que tan solo necesito reposo sin asistencia médica adicional.

Me reservan un asiento cerca de los azafatos/as. Me insisten en que pida cualquier cosa que necesite. Ale, ya que voy a ir sopa hasta la llegada, al menos cubierto con una segunda manta, que aprovecho para pedir.

No hay mal que por bien no venga, así que con la tontería, me he asegurado que estaré unos cuantos días sin mas ataques durante las vacaciones(dada la frequencia de mis crisis que oscila entre los 7 y 10 días).

Con la tontería, una vez llegamos al país, una azafata me acompaña para todo lo que necesito. Así que al llegar me lleva de aquí para allá, me saca la tarjetita de marras, se asegura de que estoy en buen estado, me deja una nota en chino y burmes (idioma de birmania), para que se la entregue al siguiente personal de cabina.

Ale, a pasar 8 horas, mas aburrido que un mono, hasta coger el siguiente avión.

Bueno, el siguiente vuelo, aburrido, al entrar en el avión me preguntó la azafata si tenía alguna nota para ella (la que escribió en chino su compañera del vuelo anterior que me estuvo acompañando y «cuidando»). Se la doy, así que me sientan atrás para tenerme controlado, cerca de la zona de las azafatas. Tengo que decir que todas eran chinas, excepto una, birmana que destacaba por su belleza.

Así que llego a Yangon, que antiguamente se llamaba Rangún. Ese «antiguamente» es algo mas de una década. Recojo el equipaje y me voy a la astiante aventura de encontrar un taxista que no me time. Son las 11 de la noche pasadas y el primer taxista que pillo me pide 20 dólares por llevarme, le digo que de que va, así que me lo baja a 15. Sé que sigue siendo un robo a mano armada, pero como que se empecina un poco en los 15, acepto y me lleva al alojamiento.

Un agradable y sencillo hotel con buena relación calidad precio y un ambiente poco turístico. No es del tipo youth hostel con sus zonas comunes, que casi llevan a la interacción, pero no esta mal la gente que se ve.

Cuando llego, tengo que cambiar un billete de 100 para pagar el taxi. Muchas veces se complica el cambio de billetes de mas de 20. Hablando del tema del dinero, hay que ir con dolares americanos nuevos (de después del 2006), en perfecto estado; no puede tener esquinas dobladas ni estar doblado por la mitad ni tener ningún tipo de dibujo. Muchas veces te rechazan los billetes incluso a pesar de que pueden tener un buen aspecto para nuestros standares.

Me trajo un poco de cabeza, pero finalmente una persona en un banco me explico que saben que el dinero es bueno, pero que es el gobierno quien no lo cambia por Kyats. A su vez recomiendo no tener pudor a la hora de rechazar un billete por no ser lo bastante bueno, no se lo van a tomar a mal, pues es normal. En Junio de 2016(justo antes del anuncio del Brexit) los tipos de cambio eran los siguientes:

  • Un dolar = 1100 kyats
  • Un euro = 1300 kyats

Oscilaban, pero de media mas o menos era eso.

Volviendo al hotel. Cambié el billete de 100, pagué al taxista los 15, me dijeron que era muy caro. Vaya novedad, ni que no lo supiese. Bueno, voy a dormir, que ya tengo bastante por hoy.

PRIMER DÍA EN YANGON (SCWADEGON PAYA)

Sin despertador, al fin y al cabo, quizá mi objetivo principal en estas vacaciones es descansar. Me levanto sobre las 10, voy a desayunar, Bolinga, lo que viene a ser unos noodles con fruta. Al final resulta ser una mezcla completa para pasar el día.

Le pregunto al chico de recepción (muy majete), que habla un inglés propio de Oxford, muy correcto y clarito, que me recomienda hacer. Más o menos tengo claro que cosas pueden ser interesantes de ver, pero muchas veces pregunto, como si supiese menos de lo que sé. Es una forma en la que la gente del lugar te aporta información, aparte de que siempre aparece gente simpática.

scwadegon paya
scwadegon paya

En fin, el mozo me aconseja ver Schwadegon Paya. Me dice que en muchas ocasiones le hace, de forma desinteresada, pues es un budista deboto, la visita guiada a turistas. Deja caer que el trabajo en el hotel es solo para pagarse sus estudios en Tailandia, con esto sobreentiendo que lo correcto será darle una propina en función de la calidad del servicio.

Aquí aprendo una cosa muy interesante sobre el tráfico en Yangón. POR UN MOTIVO QUE ESCAPA A MI COMPRENSIÓN ESTA PROHIBIDO EL USO DE MOTOS EN YANGON. Como medio alternativo al coche solo hay rickshaws y bicicletas. Lo que solo sirve para tener un tránsito todavía mas caótico si cabe.

  • Schwadegon Paya: Llegamos, vamos dando la vuelta a la pagoda, hay muchos, muchos turistas. Ale, voy parando para hacer fotos, aquí y allí, entretanto, con la voz henchida de orgullo me dice que es el punto de peregrinación para los budistas. Le miro raro, pues es Boudanat (Kathmandú), se debió dar cuenta de que mi rostro cuestionaba su afirmación, reflexiono y se corrigió.-Es el punto de peregrinación para los budistas del sureste asiático-, me dice finalmente. Una vez terminado el tour y hacer «cosas típicas de turistas» como golpear tres veces una campana, como si fuese un gong, con un palo ó recitar un determinado mantra. Que por supuesto con lo fácil que es el burmés, como para recordarlo y transcribirlo aquí
  • Me doy cuenta de que tengo un problema: No me siento sobrecogido por el monumento, lleno de filigranas en cada columna y en cada motivo, alrededor de una gran cúpula dorada (la mayor en el Sureste Asiático). Esto me hace pensar en la importancia de la capacidad de sorprenderse. Pienso que es bastante mas impresionante la de Boudanath, que si es la mas importante de todo el budismo.
  • Vamos caminando a comer: Pasamos por el barrio de mi guía, no se me ocurren mas formas de mencionarlo, está claro que no recuerdo su nombre, así que voy a llamarlo Sr. Smith. Pasamos por delante de casa de Mr. Smith. Cogemos sitio en un pequeño puesto callejero para tomar el almuerzo. Me dice que espero un momento que va a saludar a sus padres, mientras me sirve una taza de té. Al ratillo vuelve, comemos para mi gran sorpresa noodles, y solo es el primer día. Nada, picantes como ellos solos, aprendo que el bol de sopa que los acompaña es para rebajar el picor.

.

_dsc0574La conversación versa sobre las cuestiones standard que ha de conocer un turista común sobre la cultura burmesa y el budismo.

Para mi gran sorpresa cuando comienza a hablarme de sus estudios, da un giro inesperado y pasa a la política. En Myanmar la política es un tema tabú, y no se toca a no ser que te lo saquen a relucir y no se hace hasta que no hay cierta confianza. Comienza a hablarme en sus esperanzas del aperturismo que llega con la Democracia. Me sorprende que el término democracia, no lo trata como un paradigma natural sobre el que se mueve. Lo trata mas como una opción; como lo que para nosotros sería el arco izquierda-derecha, para ellos es democracia-dictadura.

Al regreso paso la tarde comentando mas cosas sobre el budismo, haciendo planes para el día siguiente. Cené muy poquito. algo que compré en un puesto, similar a una empanadilla, poca cosa. Pero no soy capaz de meterme otro plato de fideos.

SEGUNDO DÍA EN YANGON (BOUTANTAN PAYA)

boutantan paya
boutantan paya

Pues para cambiar un poco con respecto al día anterior, pido un desayuno continental. Bacon, mantequilla, mermelada y demás.

Me gustaría que me diese tiempo de visitar Boutantan Paya y un parque mas o menos en el centro de la ciudad que me ha parecido interesante. Todavía no he dicho que PAYA SIGNIFICA PAGODA. Más o menos hasta las 12:00 no estoy en marcha. Hago todo el recorrido caminando, aunque se me ofrecen rickshaws a precios que me parecen una tomadura de pelo. Además algún que otro niño dispuesto a hacer de guía que solo querrá una propina al finalizar el trabajo. También paso de esta opción

Después de pasar por un monton de atestadas calles, algunos puestos callejeros, poder ver una parte con edificios coloniales, pasar un embarcadero con una cota de miseria considerable a su alrededor, llego a la pagoda.

6000 kyats. Es mucho mas secundaria, pero mucho mas cara que la visita de ayer. Pero me parece justo que se cobre esta entrada para el mantenimiento de la pagoda y de la economía local.

Es un lugar con un ambiente mucho mas budista que Schwadegon Paya. Casi todo el tránsito son excursiones de monjes en una de las cuales hay, como en la pélicula del chico de oro, un monje que se tira pedos mientras el resto se descojona.

Paso varias salas y llego a una zona de un patio, desde el que se ve claramente la cúpula de la pagoda. Hay varias estupas, me entretengo tirando fotos a una de ellas, cuando aparece un hombre que me indica que estoy tirando fotos a una estatua secundaria, que lo importante es la pagoda.

guia improvisado
guia improvisado

Intento zafarme de él, pero joe, no me lo saco de encima ni con agua caliente. Me va contando la relación entre día de la semana de nacimiento, animal sagrado, punto cardinal hacia el que se ha de orar y la suerte en la vida.

Entre recorte y recorte, va consiguiendo despertar mi curiosidad. Y ya respondo con mas calma a sus preguntas. Después de sacar los dias de la semana del nacimiento de mi familia, pasar por los budas que corresponden, echarles agua por encima, como dicta la tradición y que me dejase claro el hombre que vive de las propinas que le dan la gente a la que guía, acabamos sentados en una gran sala frente a un Buda.

Me transcribe, con una hermosa caligrafía inglesa, propia de la educación colonial que debió recibir este hombre, de edad muy avanzada, todo lo que me ha ido contando en un valioso documento que intentaré conservar.

Al final intenta cobrarme una cantidad, que para variar me parece cachondeo. Creo que me dijo 10 dólares (8 euros). Podré parecer un tacaño, pero recuerdo que o piensas en términos de moneda local o acabas notando un agujero en el bolsillo que no sabes de donde sale.

_dsc0714

 

_dsc0689

 

Termino dándole 3000 kyats, busco la salida y mi siguiente destino es llegar al centro de la ciudad. al parque Kandawgyi. Llega la hora de corte que había previsto que mas o menos me está coincidiendo con el atardecer y una terrible hora punta que tiene realmente congestionadas las calles y avenidas, dándole a Yangón un ambiente de megalópolis asiática.

Las congestionadas calles de yangon
Las congestionadas calles de yangon

A la que voy volviendo, compro y me como algo de cena y ya de noche llego al hotel, me fumo un par de cigarros durante un corte de luz, que era extraño que todavía no hubiese vivido ninguno en esta ciudad. Sí, a veces fumo. En esta clase de viajes lo favorece mucho el precio de los cigarros (entre 800 y 2000 kyats el paquete). Vuelve la luz, vuelvo al hotel, subo a la habitación, y dejo preparada la salida del hotel de mañana a las 6 A.M. para coger el bus de las 8 al lago inle.

Amanecerá dentro de un rato un nuevo día y ya estoy pagando el hotel, mientras el taxi me espera en la puerta. Hay un pequeño malentendido con el pago en dólares de la estancia, nos alteramos el chico del hotel y yo bastante, para lo que es el tono de los birmanos, que son gente muy amable. Finalmente se aclara y nos disculpamos mutuamente, usando una expresión no muy habitual pero muy llena de significado «apalogize myself».

Sin mas incidencias llego a la estación de autobuses. Pago el precio que habían negociado en el hotel (precio local), 2000; sin esta intermediación piden 10000 a los turistas. Desayuno muy bien, lo que aquí se traduce en una buena cantidad de noodles con carne. -Ay¡ un chocolote con churros, por favor-, es lo que pensaré en casi todos los desayunos. Nada que ver con los fideos con ternera cocida picante.